Toma de muestras

Toma de muestras

Un muestreo adecuado, ya sea de la totalidad o de porciones de un aceite aislante, es extremadamente importante desde el punto de vista de la evaluación de los resultados obtenidos a partir del aceite muestreado. Obviamente el análisis de una muestra descuidadamente muestreada o tomada con un equipo de muestreo contaminado no es directamente representativa y lleva a conclusiones erróneas en cuanto a las decisiones que deban tomarse respecto del mantenimiento de un transformador.

En la mayoría de los equipos eléctricos los contaminantes que se desean determinar, dentro de las pruebas físico-químicas, como agua, lodos o partículas sólidas, no están dispersos uniformemente en el líquido a muestrear. Esto implica que se necesita realizar la toma de muestras en el lugar específico donde se presume que con mayor probabilidad se encuentran dichos contaminantes. En el caso de la cromatografía de gases disueltos la importancia de una correcta toma de muestras es el obtener una muestra de aceite libre de burbujas de aire externas.

La toma de muestras de los transformadores se debe realizar siempre con el transformador operando a la mayor carga al que es sometido. Esto es vital puesto que permitirá realizar una evaluación en las condiciones más críticas de trabajo y por lo tanto determinar el camino de mantenimiento más adecuado.

La toma de muestras debe ser realizada por personal capacitado y siempre cumpliendo los requerimientos de la norma ASTM D-923 y las normativas de control de la contaminación ambiental y de seguridad ambiental aplicables al servicio.

Descargar

Descargar el procedimiento